Muelle para pescadores en Los Roques

rodrigo_marin

El muelle para pescadores en el archipiélago de Los Roques propone ordenar entorno al eje principal de recorrido, las actividades fundamentales de la economía costera: la vivienda, el taller artesanal de la pesca, y el mercado de comercialización y atención turística.

isometría de conjunto

detalle de viviendas

detalle de taller

detalle de mercado

detalle de sistema estructural

El ser humano vive del mar pero no pertenece a él. Debe lidiar a través de su ingenio con las adversidades de un medio que no le es propio. Lo confronta, extrae de él, a veces con abundancia, otras sin éxito, lo que le ofrece y luego debe volver. Es un par dialéctico basado en la necesidad de supervivencia del hombre y en la disponibilidad de recursos que su entorno le provee, por lo tanto en la relación de dependencia del hombre con el mar.

Es un proceso que ha consolidado la presencia del hombre en el territorio, el cual ha ido ocupando progresivamente, adaptando sus condiciones y transformando sus características. La recta, expresión geométrica del vínculo entre dos puntos en el espacio, es el gesto formal que establece naturalmente ésta alianza y se materializa a través de la idea de muelle. Marca en un extremo el lugar de refugio en tierra firme como el inicio y el fin del ciclo: es el resguardo. En su desarrollo, la elaboración de estrategias se expresa en la manufactura de las embarcaciones y de las artes de pesca: es el diseño. Finalmente, en el otro extremo, se comprueba lo previo e inicia la empresa: es la apertura.

En el caso del archipélago de Los Roques, el estatuto de parque nacional plantea una condición decisiva en el carácter de permanencia de las estructuras propuestas. Se asume para el muelle un diseño estructural que reduzca al máximo el número de apoyos en el mar. El uso de los materiales está basado sus propiedades estructurales, en su capacidad de traslado y en su facilidad de instalación. El lugar propuesto para la implantación de este muelle para pescadores, es la costa sur del cayo Carenero, por su ubicación estratégica en cuanto a pesca de langosta y flujo turístico se refiere. Con espacios para el reposo y la pernocta, áreas de trabajo y de comercio, servicios turísticos y restaurant, el muelle propone una estructura programática integral, que ofrece un adecuado acondicionamiento para los pescadores y turistas, durante la temporada de pesca de langosta. 

Autores: Alba Izaguirre,Rodrigo Marin